Mi primera cita...

lunes, 10 de marzo de 2014

Hola, hoy te quiero hablar de Mi primera cita. No te voy a hablar de la primera cita con un novio o con mi marido, te quiero hablar de mi primera cita con mis hijos. Esa cita te aseguro que no la olvidaré en la vida

CITA A CIEGAS


Ya hablé de los partos de mis dos peques aquí, no voy a repetir ese tema, yo quiero contar lo que esperaba y lo que me encontré...

En el de Carla, lo que me pasaba es que tenía ya mucha ansiedad por verle la carita... Y ya estaba cumplida, y ella parecía que no quería salir, pero el 13.12.2009 por fin se decidió... Y me fui para el hospital super feliz, aunque ya tenía contracciones eran de las llamemoslas "aguantables", eso y las ganas que tenía de abrazar a nuestro bebe, pues creo que hicieron que la cosa fuese bien... Como os conté en la narración del parto este fue con epidural, por lo tanto no me enteré de nada... Pero si sentí el momento en el que salió, y aunque lo intente mil veces no puedo explicar el sentimiento que me inundó... Entre alivio por ver que había nacido, algo de terror porque no me la pusieron encima hasta que no la revisaron (estuvo mucho tiempo con la bolsa rota y se había hecho caca, así que tenían que mirarla), y felicidad.... Todo mezclado provocó en mi un llanto de felicidad nunca sentido hasta ese momento... Y ya cuando la conocí, cuando me la pusieron en la cama, y nos miramos por primera vez, supe que era el amor de mi vida... Es el día de hoy que la miro y remiro y sigo viendo la preciosidad que vi aquel día, y encima veo lo lista que es, y tiene una imaginación brutal... Mi pequeña artista, va a llegar muy lejos (#amordemadreporloscuatrocostados)...

Y mi cita particular con Sergio fue algo más dolorosa que la de Carla, en esta ocasión no tenía ansiedad como con Carla, tenía ganas pero porque ya estaba harta de estar embarazada... Y una vez que estaba en el hospital, tenía ganas de que saliese porque el dolor era inaguantable.... Si leísteis la narración del parto este fue sin epidural... Así que el alivio que sentí cuando Sergio nació fue cuadruple, por fin había parado el dolor, por fin había nacido y estaba visiblemente sano, por fin había pasado el dolor y por había pasado el dolor... jejeje... Bueno en serio, la sensación cuando nació fue la misma, alivio, terror y felicidad... Y en esta ocasión que me lo pusieron inmediatamente en mi pecho fue brutal, verle la carita, con los ojos super abiertos y mirándome, y lo primero que hizo fue dar un saltito encima mía y lanzarse al pecho a comer (ya era un glotón desde que nació)... Así que me enamoré por tercera vez en mi vida, simplemente con una mirada de esos ojos super abiertos, y ya caí en sus redes, y hoy por hoy sigo cayendo en las redes de mi gordi....  Lo reconozco a Carla la adoro, pero mi pequeñin es mi debilidad, no se si porque ha estado tantas veces malito, y creo que necesita más de mi protección, o porque todavía lo veo muy dependiente de nosotros... Pero es mi pequeñin y lo será para siempre...

Son MIS AMORES, no son los más guapos (que lo son...), ni serán los más listos (que lo son), pero son las personas a las que más quiero en esta vida, y por las que daría la vida...

Esta es una propuesta de Marwi, y puedes unirte si así lo deseas...

Saludines y buen día... 

8 comentarios :

  1. Oooh que historias más bonitas! Me ha encantado! Mil gracias por participar :)

    Feliz lunes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por esta propuesta bonita.... me ha gustado mucho participar, porque declararles mi amor a mis 3 amores siempre es lo mejor.... saludines...

      Eliminar
  2. Las mejores citas que puede haber sin duda alguna...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejeje... a que si... de esas nunca sales desilusionada... jajaja... saludines...

      Eliminar
  3. Que bonita historia de amor y que la compartas!!besos

    ResponderEliminar
  4. Que historias de amor tan preciosas!!
    Ya conocía la frase pero me ha encantado recordarla.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mchas gracias, me alegra que te gusten... La frase es totalmente una verdad verdadera...jejeje... saludines...

      Eliminar