Cuando nació Sergio... Mi segundo parto

lunes, 16 de julio de 2012

Hola, hoy por fin puedo decir que el embarazo terminó y vuelvo a ser mama, y ya somos 4 en casa...

Sergio


Ya pensé que no sabría como tratar con un bebe, pero eso no se olvida, quiero compartir como fue el parto, pero diciendo de antemano que ningún parto es igual, de hecho yo he tenido dos y cada uno ha sido diferente...


Sergio nació el lunes 9 de julio, llevaba ya varias semanas que tenía contracciones y comencé a soltar el tapón mucoso el domingo, y esa noche empezaron los dolores (los tuve toda la noche, muy separados en el tiempo), pero más o menos pude dormir toda la noche (cosa buena para estar descansada). Por la mañana a eso de las 10, ya tenía contracciones más seguidas, y más dolorosas, así que fue el momento de prepararnos (me duché, me vestí, envíe unos emails y llevamos a Carla con los abuelos).

Sobre las 11 de la mañana entre por urgencias, me subieron para la planta de maternidad, y a monitores (se me hizo eterno este tiempo, porque cada vez los dolores eran mayores), evidentemente estaba de parto, y me ingresaron (esto ya te hablo del as 2 de la tarde). Me puse el camisón del hospital, me asee un poco, y así los dolores iban aumentando.


A eso de las 4 de la tarde me pasaron al paritorio (cuando les quedó uno libre, porque creo que nos pusimos de acuerdo unas cuantas, porque estaba petado de parturientas), entré dilatada de 4cm, y me hicieron la maravillosa pregunta: ¿quieres epidural? y mi respuesta fue SIIIIIIIII. Pero entre que te hacen el análisis de sangre, las urgencias que tenían, algunas complicaciones que tuvieron con varios partos, yo seguía sin mi epidural. No voy a mentir, lo pasé fatal, grité lo que quise y más (era mi forma de aguantar el dolor), yo lo siento pero lo de respirar no me sirve de nada. Entre tanto la matrona entrada, me decía que tuviera paciencia, que vendría la epidural, que respirase, pero a mi me salía mejor gritar. Al final, cuando me miró, ya estaba de 10cm, y ya no se pone epidural.

Como no tenía la bolsa rota, y había otras parturientas, me dijo que podía comenzar a empujar a ratos, a ver si rompía la bolsa (esto yo creo que era para tenerme entretenida, porque ya te digo si había 6 paritorios estaban todos llenos, y hubo complicaciones y movidas, y no se podían poner conmigo), y eso hice, cuando me venía una contracción, yo empujaba, pero la verdad que estábamos Emilio y yo solos, si llega a romper la bolsa, tiene que coger al nene mi marido.

A eso de las 18:45, aparecieron por mi paritorio auxiliares, enfermeras y la matrona, me ponen en los caballetes (muerta de dolores, y no sabían hacerlo, vaya mal en ese momento), prepararon instrumental y movidas, y por fin a eso de las 19:00 la matrona pincho la bolsa, yo me puse a empujar (como una burra, pero siguiendo las indicaciones de la matrona, ya que hay momentos que no se puede empujar. Por cierto, la sensación cuando empujas, es como que te haces caca y pis, super raro, pero es así, pero hay que pasar de ese tema y empujar, este es mi consejo), y a las 19:05 Sergio asomó la cabecita.

En ese momento todo se para, y descansas, es una sensación muy difícil de explicar, ya ha nacido, ya lo tienes ahí... y cuando te lo ponen encima, vaya sensación. Alivio, felicidad, emoción, todo en uno... Y los dolores y lo demás se olvida, sólo tienes ojos para ese pequeño ser, el mío nació muy glotón, porque lo primero que hizo fue buscar el pecho, y llegué a la habitación con él en la teta.


Tuve algún punto, pero esta vez no me cortaron. Una vez en la habitación, como no te dejan levantarte las primeras 4 horas, a eso de las 11 de la noche me trajeron un nesquik con galletas, que fue la mejor comida del mundo en ese momento. Me asee un poco, y pudimos dormir, ya que aunque solicitó pecho, durmió mucho también.

Sergio fue un bebe de 3700gr y 50cm, y como he contado, lo primero que hizo fue engancharse a la teta, es un glotón, y el segundo día me agotó, el tema es que como la leche no sube hasta el segundo o tercer día, pues el pobre tenía hambre a todas horas, y acabé dándole biberon, porque no podía más. A mi el pecho me duele mucho y dar el pecho es un suplicio, así que tomé la decisión de dejarlo, lo volví a intentar en casa, pero definitivamente he decidido dejar el pecho con Sergio.  

hermanos

De momento es muy bueno, es comer y dormir... Así que estamos encantados con la nueva situación, y Carla lo quiere con locura, pero dice que es muy aburrido, a ver que pasa cuando deje de ser tan aburrido...

Saludines y buen día...




2 comentarios :

  1. Por fin he sacado un hueco para poder leerlo y.. creo que tenía que haberme parado en la advertencia de las sensibles!! jajaja Ante todo déjame decirte que eres una campeona! Me ha sorprendido que lo contaras con tanta naturalidad. Sé que es lo más natural del mundo, que muchas mujeres han parido durante mucho tiempo y han parido a muchas criaturillas pero, sinceramente, yo no me vería capaz. Conozco a muchas madres que con el deseo de parir de forma natural, sin epidural, terminaron suplicando que les drogaran. Yo, con las primeras contracciones ya me quejaba... no quiero imaginar todo un día así y siendo cada vez más y más intensas. Y, la expulsión... es verdad que del agotamiento y de todos los dolores anteriores ya no notas nada (dolor)?
    Respecto a lo de la lactancia a mí me pasó lo mismo. Bueno, parecido. La peque se negaba a coger el pecho. Así que para que no se nos muriese de hambre le cambiamos al biberón. Y fue la mejor decisión que pudimos tomar. No estoy en contra de la lactancia materna, lo intentaré con el segundo. Pero, nos organizamos de maravilla Ander y yo y la peque se ponía las botas con los bibes.
    Qué tal en casa con una niña y un recién nacido? qué tal la organización? y los celos? Son cosas que me atemorizan a la hora de lanzarnos a por el segundo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si ves como suplicaba yo la epidural, pero yo desde el principio la pedi... pero bueno por circunstancias e historias no me la pusieron, y como habrás podido leer, al final lo preferí... porque me recupere muchisimo mejor que del primer parto...

      Yo no te engaño, dolor se siente, pero creo que cuando llega el momento de empujar tienes tantas ganas de que acabe, que sacas fuerzas para empujar, y no sientes mas dolor del que sentiste en las contracciones... y sobretodo si te dan de riñones...

      Lo de tener dos te reconozco que fue duro en el sentido de que la mayor se puso bastante celosa, y mimosa; en el sentido de organizacion y todo eso, no fue distinto de la primera, si te arreglas con uno, en ese sentido yo creo que no hay diferencia... los celos muchos, mi recomendación, si quieres dos es que los tengas seguidos, porque cuanta menos diferencia de edad, yo creo que lo llevan mejor, aunque no se si te animaras a tenerlo muy pronto, sobretodo porque eres super joven y puedes planteartelo a la larga... pero vamos terror creo que siempre se sentira, pero al final vas saliendo y arreglandote, los celos acaban pasando y ya te digo si has parido una vez, es pan comido... cualquier duda que se te ocurra me dices, no soy la ley maternal, pero bueno te puedo contar mi experiencia... saludines...

      Eliminar